Las mejores playas de Sicilia

Los 1.000 km de costa de Sicilia tienen algo que ofrecer a todo el mundo, desde playas de arena dorada, calas de guijarros, reservas naturales vírgenes y vibrantes centros turísticos costeros. Desde la costa tirrena, en el norte, hasta la costa mediterránea, en el sur, y la costa jónica, en el este, Sicilia cuenta con excelentes playas para elegir. Si lo que busca son largas playas de arena, diríjase a las del norte de la isla, aunque suelen ser las partes más concurridas de la costa. Si prefiere las playas más tranquilas y vírgenes, la parte sur de la isla podría ser más adecuada. Las playas del este suelen ser más rocosas, pero albergan algunos pueblos pesqueros de gran encanto.

Scala dei Turchi

Scala dei TurchiLa playa de Scala Dei Turchi se encuentra en la costa del sur de Sicilia, en Realmonte, Agrigento. Su nombre se debe a las numerosas invasiones de piratas turcos y árabes que solían esconderse aquí de las tormentas, y la imponente escalera de rocas de un blanco cegador está formada por marga erosionada, arcilla y limo, de los que se dice que tienen increíbles propiedades reconstituyentes para la piel. Si puede bajar por uno de los pocos senderos de arena empinados, encontrará una playa llena de lugareños y turistas cubiertos de marga húmeda.

Es muy popular entre los buscadores de sol locales que vienen a tomar el sol en la lechosa roca. Si prefiere no aprovechar el baño de lodo natural gratuito, son muchos los playeros a los que se puede ver disfrutando del hermoso calor del Mediterráneo y saltando desde los acantilados al agua azul profundo y radiante.

Al subir a la cima de la escalera blanca al atardecer, tendrá la suerte de ver una de las puestas de sol más deliciosas del Mediterráneo.

San Vito Lo Capo

Playa de San Vito lo CapoSan Vito Lo Capo es una encantadora ciudad siciliana con un toque del norte de África. Se encuentra en una península del noroeste de Sicilia, a 100 km de Palermo y 30 km de Trapani, y alberga un colorido conjunto de casas con tejados planos y calles adornadas con flores.  Las playas son sencillamente impresionantes, con aguas cristalinas de color turquesa y calas de arena en forma de media luna que son un secreto muy bien guardado, y que tienen como telón de fondo el espectacular Monte Mónaco.

La playa de San Vito Lo Capo es a menudo comparada con las del Caribe; las aguas claras y cálidas y la arena blanca y fina la convierten en un lugar perfecto para las familias con niños, ya que el mar es muy tranquilo, con olas que rompen suavemente. Aquí también es posible aprovechar el hermoso mundo que vive bajo el mar, ya que el cercano Parco dello Zingaro cuenta con un centro de buceo en el pintoresco frente del puerto.

Isola Bella

Taormina, en el Monte Tauro, se encuentra en el sur de Italia y goza de una vista única e impresionante desde el Etna hasta la playa de Catania; por su belleza natural, atrae a más de un millón de turistas cada año. Isola Bella es la playa de guijarros más encantadora de Taormina, que ahora es patrimonio natural, separada de tierra firme sólo por una estrecha franja de arena.

Isola Bella, también conocida como «La Perla del Mar Jónico», es ahora una reserva natural, gestionada por el Fondo Mundial para la Naturaleza. Llegar a la playa de Isola Bella es fácil, aunque un poco inusual, en teleférico, un corto paseo por la carretera costera y bajando una escalera hasta el delgado camino que conecta la isla con la playa de tierra firme. La propia bahía está rodeada de montañas y el impresionante paisaje y las deslumbrantes aguas azules hacen de ésta una de las playas sicilianas sin parangón. Hay una mezcla de zonas de playa libres, así como lidos bien equipados con sombrillas y tumbonas de alquiler para que los bañistas disfruten.

Playa de Calamosche

Calamosche es una de las playas más tranquilas y, aunque no tenga bares, tumbonas o vendedores de helados, es una playa de arena poco conocida que merece la pena visitar para los que buscan un lugar tranquilo. Situada en la Reserva Natural de Vendicari, en la costa sureste de Sicilia, y junto al yacimiento arqueológico de Eloro, a los amantes del sol les encantará el entorno intacto.

Pocas personas, aparte de las bien informadas, sabrán cómo llegar a Calamosche, ya que el acceso está limitado a los peatones y requiere un paseo de 15 minutos a través de la Reserva. En el pasado, esta impresionante playa ha sido votada como una de las más bellas de Italia y también se beneficia de estar situada entre dos crestas rocosas, por lo que incluso en los días más ventosos, el mar permanece tranquilo y acogedor. La práctica del snorkel es también muy recomendable.