La arqueología de Sicilia

Lo que hace que los atractivos arqueológicos de Sicilia sean tan excepcionales es la gran cantidad de restos y la calidad de su supervivencia.

Los humanos modernos empezaron a poblar Sicilia en el punto álgido de la última Edad de Hielo, hace unos 20.000 o 25.000 años. En este periodo el nivel del mar era tan bajo que existía un puente de tierra entre la isla y la Europa continental. El hombre primitivo, al igual que las tribus posteriores de colonos e invasores, se sintió atraído por los suelos volcánicos extremadamente fértiles, la riqueza en pescado y marisco y su posición estratégica en el Mediterráneo.

Sicilia ha sido centro de importantes civilizaciones, a veces por derecho propio, como bajo los griegos o después de la independencia, pero más a menudo bajo los auspicios de culturas más poderosas, como los romanos, los vándalos, los bizantinos y los catalanes, por nombrar sólo algunos. Estos pueblos dejaron constancia de sus sociedades en sus restos arqueológicos, muchos de los cuales sobreviven en la actualidad.  Un gran número de ellos permanecen visibles en el paisaje y pueden ser visitados tanto por arqueólogos como por turistas.

Si le interesa la historia y/o la arqueología, Sicilia es un lugar fabuloso para explorar. A continuación se detallan algunos de los sitios más importantes e interesantes:

Neapolis, Siracusa

Los restos más significativos de la Siracusa griega se encuentran en el Parque Arqueológico de Neápolis, en la actual provincia de Siracusa http://www.sicily.co.uk/things_to_do/archaeological-park-of-the-neapolis/.

Entre los lugares de interés se encuentran el teatro griego del siglo III a.C. (que todavía realiza producciones), un altar al rey Heiron II, un anfiteatro romano y los restos asociados y las famosas catacumbas de San Giovanni Evangelista. Estas últimas son una serie de unas 20.000 tumbas y cámaras con nichos que se remontan al periodo helenístico. A ojos de los europeos occidentales, la calidad de los restos es asombrosa.

Akrai, Siracusa

Ante la entrada de esta ciudad, fundada por los siracusanos, se alza un pequeño teatro del siglo VII. La calidad de su conservación es excepcional. La ciudad también cuenta con las ruinas de un templo de Afrodita y doce estatuas de la diosa Cibeles conocidas como los «Santoni». Akrai es un lugar menos famoso que otros de este artículo, por lo que es probable que tenga más tiempo para explorar a su propio ritmo.

Morgantina, Enna

Los restos de Morgantina se remontan al año 1300 a.C. y son un indicador muy temprano de la influencia italiana en Sicilia, aunque el lugar fue ocupado posteriormente por los griegos y los romanos. Los restos visibles incluyen un teatro griego, ejemplos tempranos de arquitectura dórica en viviendas y/o estructuras municipales y un ágora o espacio público abierto utilizado para asambleas y mercados con su santuario dedicado. El yacimiento se encuentra a menos de 2 kilómetros de un asentamiento de la Edad de Hierro, lo que podría indicar la continuidad de su uso.

Pantalica, Siracusa

Pantalica era el corazón del antiguo reino de Hybla, que data de alrededor de 1.200 a.C. Existen destacados restos visibles del «Anaktoron» o palacio de un gobernante de la Edad de Bronce, pero más famosas son las necrópolis del «Norte» y del «Filiporto». Más de 1.000 tumbas han sido excavadas en las laderas del desfiladero y han sido datadas en el periodo bizantino http://www.sicily.co.uk/things_to_do/the-rocky-necropolis-of-pantalica/ .

Al final del desfiladero se encuentra la iglesia excavada en la roca de San Micidiario, también de época bizantina. Explorar esta zona es una gran excursión, aunque es un paseo bastante exigente.

Valle de los Templos, Agrigento

En una cresta que rodea la ciudad moderna de Agrigento se encuentran los restos de algunos de los templos griegos mejor conservados del mundo http://www.sicily.co.uk/things_to_do/temple-valley-of-agrigento/. Proceden de «Akragas», una ciudad fundada por los griegos en el siglo VI a.C. o en torno a él. El sitio en sí también incluye una amplia zona de ocupación romana de finales del siglo IV d.C. y el «Templo de la Concordia» griego, que se convirtió en una iglesia cristiana en el siglo VI d.C.

Taormina, Mesina

Hay teatros romanos mejor conservados, incluso teatros romanos reconvertidos de griegos. Lo que hace que Taormina sea tan especial http://www.sicily.co.uk/things_to_do/greek-roman-theatre-taormina/ es la increíble ubicación con vistas no sólo al mar sino también al Monte Etna. El teatro se encuentra en un estado de conservación excepcional y sigue en uso hoy en día, con producciones clásicas y modernas para los visitantes.